De Mendoza a Jerusalén, de Hong Kong a Nueva York pasandopor Paris, este primer añofuepremiado con unalluvia de medallas